Sidebar

05
Lun, Dic
2 minutos de lectura ( 358 palabras)

El negocio de la sangre

Ni está bajo sospecha una ONG de impecable trayectoria como Cruz Roja, ni se puede afirmar que el acuerdo de la Comunidad de Madrid con la organización pretenda sino evitar la duplicidad, tal como se ha explicado desde la Consejería de Sanidad para responder las críticas contra el convenio, principalmente centradas en el mantenimiento del empleo, que se han vertido desde el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid.

Y, sin embargo, el hecho de que la sangre donada en Madrid ya no dependerá por completo de la administración pública produce bastante desconcierto y zozobra ante un paso que avanza hacia modelos que podrían contemplar en un futuro la sangre como mercancía, como negocio.

Cierto que en España está prohibido pagar las donaciones de sangre desde 1985, pero ¿hasta cuándo?

Si nos fijamos en la tendencia de nuestra economía, condicionada por decisiones que ya no dependerán, en mucho tiempo, de la simple voluntad de los partidos políticos españoles, lo que se impone es una liberalización inevitable.

Tal vez, en algún escenario, una liberalización salvaje, sin la protección al uso de las administraciones públicas, que todavía salvaguardan, en realidad, las prácticas de empresas con fórmulas de externalización, ayudas o subvenciones que garantizan la estabilidad de la iniciativa privada.

Y sería preferible llegar a ese escenario virtual con algunos mínimos blindados.

La sangre, por ejemplo.

Por supuesto, la clave no está en las células de la sangre que se extraen para las transfusiones en los hospitales, sino en el plasma que sirve para elaborar fármacos.

Dicho esto, en el convenio entre el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y Cruz Roja, Sanidad sigue asumiendo la coordinación procesado, análisis y almacenaje y distribución de los derivados sanguíneos a todos los centros hospitalarios de la región, mientras que la ONG únicamente se encargará de las colectas con sus unidades móviles en las calles.

De manera que no se ha puesto en riesgo un sistema de donación, como el vigente, basado en el altruismo y la voluntariedad, que favorece sin duda las donaciones.

Sucede, simplemente, que todo lo que sea asegurar que el sistema se mantiene, tranquiliza. Y, por tanto, lo contrario, altera.

0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

Limpiar, de verdad, Madrid
Heridas que sanan
 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR