Sidebar

06
Jue, Oct
3 minutos de lectura ( 548 palabras)

Dale, Paco

Sirva lo primero esta reflexión para, deseando lo mejor para él y su familia, enviar un fuerte abrazo al periodista deportivo Paco González, que estará atravesando posiblemente algunos de los peores días de su vida.

El suceso, ya lo conocen, se registró a primera hora de la mañana del pasado día 5, en la urbanización Las Lomas y pudo ser trágico de no haber intervenido Jesús Barrante, trabajador del Centro Integral Canino de Majadahonda (CICAM), a quien el Ayuntamiento de Boadilla del Monte otorgará la medalla al mérito ciudadano.

Jesús, como Antonio, quien luego siguió en su coche a los agresores que huyeron a pie, y avisó a la Guardia Civil, propiciando su detención, se han convertido, al tiempo, en héroes locales y víctimas de un acoso mediático que no debería proseguir en lo que a la vida privada de Paco González y su familia respecta.

No merece un profesional de su talla, absolutamente alejado del sensacionalismo, que desde la prensa rosa, en TV y revistas, se aproveche la gran repercusión de la noticia para montar los conocidos, y deleznables,
circos.

Cierto que hay muchos componentes de thriller en el suceso... pero esto, compañeros, no es una película de consumo fácil, sino la realidad. De manera que el respeto que a través del alcalde del municipio, Antonio González Terol, ha solicitado el periodista debería asumirse escrupulosamente, en todos los aspectos.

Ni Mayte, la mujer de Paco, es una de esas celebridades de pacotilla que comercian con cutres exclusivas, ni María, a los diecinueve años, debe verse en el brete de esquivar ni a uno solo de los abnegados reporteros que envían las agencias del morbo para conseguir burdas imágenes con las que hacer caja en
programas, más o menos exitosos, de telebasura.

En otro sentido, tampoco parece justo que de este hecho singular, verdadero incidente aislado, se pueda reinterpretar, de ninguna manera, la seguridad de un municipio que posee una de las tasas de criminalidad más bajas de la Comunidad de Madrid y el mayor ratio por habitante de policías y agentes de la Guardia Civil.

De hecho, la detención de Lorena Gallego y su compinche, Iván Trepiana, se produjo en solo minutos, y muy cerca del Trinity College, gracias a la colaboración ciudadana y la eficaz respuesta de la patrulla del instituto armado, que contó con el refuerzo de dos agentes de la Policía Local de Boadilla, a quienes se les otorgará, por cierto, la medalla al mérito policial del municipio.

Esas han de ser las únicas secuelas del asunto: las acciones heroicas, la colaboración ciudadana, la respuesta solidaria de los miles de oyentes de "Tiempo de Juego" (COPE) y aficionados al deporte... Y la resolución de la Justicia, puesto que a Lorena y su cómplice se les imputa un delito de homicidio en grado de tentativa y, tal vez, otro de secuestro, puesto que se hallaron grilletes y sábanas en su automóvil.

Por lo demás, solo desear que no desfallezca la bravura demostrada por las dos mujeres durante el forcejeo (que tuvieron que iniciar al comprender las crueles intenciones de los criminales, "Te vamos a matar", espetaron a Mayte en el asalto). La pelea que ahora toca es más común, pues consiste en que la familia se mantenga incondicionalmente unida hasta superar las consecuencias negativas del suceso. Dale, Paco.

0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

Derechas e izquierdas
Qué más da, alguien pagará
 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR