Sidebar

06
Jue, Oct
3 minutos de lectura ( 513 palabras)

Recuerdos del Huracán Katrina

Se cumplen diez años desde que un 29 de Agosto del año 2005 la ciudad de Nueva Orleans y la costa de Mississippi fueran arrasadas por el peor desastre natural registrado en los Estados Unidos, el Huracán Katrina.
 
Este que les escribe tuvo la desgracia o la suerte de ser testigo en primera persona de la tormenta y de las labores de rescate y ayuda humanitaria posteriores.
 
Por aquel entonces me encontraba en la zona desde hacía unos meses. Recuerdo la evacuación de la ciudad; como el puente sobre el Lago Pontchartrain, que une Nueva Orleans con Mississippi, estaba abarrotada de coches, el mismo que después se vino abajo; recuerdo la noche previa; los nervios de que se cumplieran las previsiones de que la tormenta cambiara de dirección y acabara pasando, lo que finalmente pasó; recuerdo como el silbar del fuerte viento que comenzaba a soplar me despertó por la mañana; recuerdo como pasó Katrina y, como si pudiera verlo ahora mismo, recuerdo la ciudad arrasada, y la oscuridad de esa noche.
 
Perdimos las comunicaciones, el agua, la luz. Los días posteriores fueron desconcertantes, gente que había perdido todo, gente que se ayudaba a salir adelante, que daba gracias a Dios por seguir viva; recuerdo un cartel que ponía: "Katrina no ha podido con nosotros, el sur volverá a resurgir".
 
Cuando conseguí contactar con mi familia en España y hablar con las autoridades españolas en los Estados Unidos, era cuestión de tiempo regresar. Unos días después, siguiendo un buen consejo del padre de un gran amigo, me alisté en la Cruz Roja Americana para ser voluntario y ayudar en lo que fuera posible, no aceptando la repatriación que las autoridades me habían ofrecido. Fue una de las mayores experiencias que he tenido. Éramos unos cuantos voluntarios cuando todo empezó, en semanas éramos cientos y, cuando me volví a España, dos meses después, eran miles. A mis veinte años aprendí grandes cosas de toda aquella gente; y como decía al principio tuve la desgracia, pero también la suerte, de vivir esa experiencia. Más allá de la destrucción había historias de vida, de superación, de unidad, de amor a su tierra, y de agradecimiento. Marcado queda en mí todo el agradecimiento y el cariño que se me dio desde el minuto uno en el que empecé a ayudar. La historia es larga y éste no es el lugar donde contarla.
 
Volví a España, pero una parte de mí siempre se quedo allí, y cada 29 de Agosto no puedo no recordarlo con emoción.
 
Visité la zona el año pasado. Aún había casas que nunca se reconstruyeron, que son testimonio mudo de su historia. Aunque la vida ha vuelto a sus calles, mucha gente se fue y no volvió; muchos no volvimos a saber de amigos y conocidos, pero como rezaba ese cartel que un día me encontré, Katrina no pudo con ellos, y ha sabido volver a resurgir con la alegría que caracteriza a la gente de la zona. Katrina más que una catastrofe natural fue una catastrofe humana.
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

¿Qué estarán especulando los grandes especuladores...
Entrevista en Al Día de 13tv

Artículos relacionados

Comment for this post has been locked by admin.
 

Comentarios

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR