Sidebar

05
Lun, Dic
1 minuto de lectura ( 253 palabras)

Cultivo del Olivo

El olivo es un árbol rústico, es una de las variedades de frutales que más tolera la salinidad del agua, admite un clima semiárido y suelos pocos fértiles y superficiales.

Las labores más características del cultivo del olivo son:

Durante el otoño es conveniente eliminar las primeras hierbas que puedan salir con las primeras lluvias otoñales y conseguir un terreno más suelto.


Durante el invierno :

  • - El abonado del suelo, necesario para compensar las posibles deficiencias nutritivas del olivo derivadas de la formación y renovación de sus ramas, de la floración y fructificación en algunos lugares. La fertilización del suelo puede hacerse por vía foliar (hojas), por fertilizantes o por la combinación de ambas. Aunque para determinados tipos de abonado, puede ser aconsejable hacerlo en otoño o primavera. Si el abonado de fondo se realiza en otoño, conviene utilizar abonos con proporciones bajas de nitrógeno con el fin de reservar éste para la salida del invierno.

 

  • - La poda pretende conseguir un mejor rendimiento cada año, tanto en la obtención del fruto como en la formación del árbol. Una poda proporcionada con la edad, la variedad y el estado vegetativo. No podemos realizar el mismo tipo de poda en todos los árboles (poda de formación, de fructificación, de aclareo, de renovación,…)


Actualmente, los nuevos cultivos ecológicos de olivar, al disponer de fertilizantes adecuados a través del agua (fertirrigación), están aumentando notablemente la densidad de los olivos, obteniendo resultados extraordinarios.  También con el uso de fertilizantes orgánicos como el humus de lombriz.

0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

¿Quién ganará Gran Hermano?
Discapacidad no es ineptitud
 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR