Sidebar

05
Mié, Oct
2 minutos de lectura ( 407 palabras)

Yak-42

El fin no justifica los medios. Así de clara y concisa es mi postura. Estoy seguro que muchas personas comparten este pensamiento. Del mismo modo, también tengo claro que ese número se vera sensiblemente reducido a medida que el fin sea más elevado y los medios más asumibles.
Hace unos días se filtró a la prensa un informe del Consejo de Estado acerca del accidente del avión Yak-42 en el que fallecieron 75 personas, 62 de ellas militares españoles. Los resultados del mismo han vuelto a poner de actualidad, como siempre de manera sensacionalista, el desgraciado suceso.
En primer lugar me gustaría resaltar algo que debería ser obvio: fue un accidente. Es realmente cínico pensar que los accidentes se pueden evitar. En todo caso se pude intentar reducir tanto la posibilidad de su existencia como las consecuencias de los mismos. ¿Qué el avión no estaba en las condiciones optimas?, posiblemente. ¿Que existen otros mas seguros?, claramente. ¿Qué hay contratistas para el transportes mas solventes y de mayor confianza?, por supuesto. Pero todo ello no quita lo principal, fue un accidente.
En otro plano se sitúa la actuación del Ministerio de Defensa una vez producido el siniestro. Esta, sin riesgo a parecer exagerado, resultó lamentable. Es inaceptable que, con los medios a su alcance, las identificaciones de los fallecidos no se hicieran con las mínimas garantías causando un daño irreparable a sus familiares. Es humanamente incomprensible que a estos familiares y a los propios fallecidos no se les tratase con la dignidad y  el respeto merecido.
La gran repercusión que ha tenido la aparición del informe a contribuido a paliar mínimamente este último punto. Por primera vez las familias han manifestado que se las ha tratado de manera adecuada y han venido a reconocer un cambio en el tono del ministerio. Esto sin duda, como fin, es positivo.
Pero el medio por el que se ha producido no lo es. Ni siquiera me detendré en el hecho de la filtración, la noticia sería que no las hubiera. Sino en el propio informe. El Consejo de Estado es un órgano asesor de carácter político. No debemos olvidar que este suceso ya estaba “sustanciado judicialmente”. Siendo así, ¿podemos aceptar que un poder venga a enmendar a otro?, ¿justificamos la injerencia siempre que compartamos el fin?. Yo, no.
A las victimas se las tendría que haber tratado correctamente desde el primer momento. No por una polvareda mediática, sino por dignidad y justicia.
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

Un millón de jóvenes viajando por solo 20 euros al...
España, país de empleo basura

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR