Sidebar

27
Dom, Nov
3 minutos de lectura ( 506 palabras)

No Mas muros

El pasado 9 de noviembre se celebró en toda Europa el 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín, un hecho histórico que supuso la victoria de la libertad frente a la opresión. Un muro que fue derribado por las ansias de miles de alemanes de ganar su propio futuro frente al dirigismo de unos gobernantes más empeñados en mantener un sistema totalitario y una ideología desfasada que en buscar la prosperidad de sus ciudadanos.

No deja de ser una triste paradoja que esa fuese la fecha elegida por el Gobierno de Cataluña para celebrar la farsa de consulta con la que pretendían dilucidar el futuro de su Comunidad Autónoma y de España.

Triste paradoja porque mientras muchos celebrábamos la conquista de la libertad, el Gobierno de Artur Mas se esfuerza por levantar nuevos muros que representan lo contrario a aquello por lo que los ciudadanos lucharon: dividir en vez de aunar esfuerzos, el dirigismo frente a la libertad y el control ideológico sobre la iniciativa de la sociedad. No hay duda que hoy este nacionalismo es una nueva forma de totalitarismo.

Y farsa de consulta, porque lejos de ser una votación democrática que reflejase la voluntad de la sociedad catalana, no fue sino un acto de propaganda política sin legitimidad jurídica, con el único fin de perpetuar el nacionalismo más excluyente en las instituciones de Cataluña.

Hace tiempo que el Gobierno de CiU antepuso sus intereses políticos a la búsqueda del bien común de la sociedad catalana. Conscientes que lejos de la reivindicación permanente su gestión deja mucho que desear, se han embarcado en una huida hacia adelante que les permita ofrecer algún proyecto político que mantenga el apoyo de su electorado más tradicional.

El resultado de la pseudoconsulta, además, no ha sido lo positivo que les hubiese gustado: tan sólo un tercio de los ciudadanos de Cataluña acudieron a votar y menos aún fueron los que apoyaron sus delirios secesionistas. Pero creen que la pantomima les da aire para seguir instalados en su reivindicación hasta las próximas elecciones.

No hay que olvidar, sin embargo, que su acto propagandístico ha supuesto un desafío, no ya al gobierno de la nación, sino al propio Tribunal Constitucional que consideró ilegal la consulta. Por tanto, quien contraviene la Ley y busca poner en jaque la igualdad entre los españoles y la seguridad jurídica de un país, no puede quedar impune. Todos los actos deben tener sus consecuencias y los responsables de este desacato deben responder de él, en beneficio de nuestra estabilidad legal.

No quiere decir ello que no haya lugar para el diálogo e incluso para el encuentro, pero debe darse dentro de nuestro marco jurídico, y, por tanto, en el marco de la Constitución. Lejos de nuevos procesos constituyentes y ocurrencias federalistas de alguno, nuestra Carta Magna, la Constitución de todos, también de la gran mayoría de catalanes que la refrendaron con su voto, debe marcar los límites del debate.

Gracias a ese candado que ahora quieren abrir algunos, España ha vivido la mayor etapa de prosperidad y bienestar de nuestra historia reciente.
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

La demagogia nos está saliendo cara
Los centros Templo del Masaje proponen la moxibust...

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR