Sidebar

02
Vie, Dic
2 minutos de lectura ( 406 palabras)

Perplejo...

Perplejo me he quedado con la decisión del Juez Pedraz de archivar la causa contra el concejal Zapata por los tuits ofensivos que escribió hace tiempo, y que ahora que es un cargo público –y por tanto, se le debe exigir una ejemplaridad “extra”- han salido a la luz. Perplejo porque de nuevo me generan muchas dudas e incertidumbres sobre los límites de la libertad de expresión, y sobre lo que uno puede escribir o no sobre los demás, y el tono en el que puede hacerlo. Porque si para Pedraz los insultos, ironías y desprecios que recogen los tuits de Zapata y de otros de sus correligionarios no son siquiera indicio de delito –hasta el punto de que Pedraz no ha llegado a citar a declarar a Zapata, apoyándose entre otras cosas en que Irene Villa ha declarado no sentirse humillada-, entonces estamos perdidos, porque más o menos se puede defender que hay “barra libre” para insultar. Pero “barra libre” para todos, claro. Si luego alguien escribe algo ofensivo contra el rey por ser el rey, contra un catalán por ser catalán, contra un católico por ser católico, contra un gay por ser gay, o contra una víctima del terrorismo por ser víctima del terrorismo, pero lo de Zapata se considera que es algo legítimo en el ejercicio de su libertad de expresión, entonces esto va a ser la selva, porque todos podremos alegar que lo hacemos en el legítimo uso de nuestra libertad de expresión.

Tiene gracia que Zapata diga que “nos deben evaluar por el trabajo que hagamos en nuestros puestos”: ya me gustaría a mí que él y la gente como él actuaran así con los demás. Desde luego, sus tuits no parece que nos den esperanzas de que vaya a ser así…

Al margen del debate “judicial”, sobre lo que tendría que reflexionar el concejal Zapata es sobre si en el papel de “regeneradores de la democracia” con el que se han envuelto él y los nuevos mesías de la izquierda radical entra el de ser ejemplares en el respeto a los demás. Y si se descubre que no lo son, si entra en sus planes dejar paso a otros que si lo sean: seguro que en su partido los hay, y que todos salimos ganando.

De todo ello algo positivo sí que hemos sacado: que al menos se ha disculpado... Esperemos que sea una disculpa sincera y no una pose.

0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

La prostitución de los libros
Calentones políticos sin resultado
 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR