Sidebar

06
Jue, Oct
3 minutos de lectura ( 550 palabras)

El estancamiento del gobierno municipal

Normalmente los cambios siempre traen un aíre renovador, innovador, pero cuándo no se realizan de forma auténtica y natural originan el inmovilismo del gobierno municipal, que llevamos viviendo desde hace más de año y medio. Es decir, el cambio de gobierno lo único que ha traído a nuestra ciudad ha sido la continuidad del desgobierno, la falta de acción, de proyecto político, sin hablar del programa electoral con el que se presentaron a las elecciones y que nunca se llevó a la práctica, pues somos conscientes de que este gobierno sólo supo hacer política en tiempos de bonanza y no de crisis.

El cambio de Alcalde lo único que ha traído al municipio ha sido lo que llevamos denunciando desde hace tiempo, que los ripenses sufrimos las consecuencias y somos los rehenes de una surrealista forma de ingobernabilidad.

La política, y más aún la municipal, la que más cerca se encuentra del ciudadano, es acción, permanente y continúa actividad para resolver los problemas que tiene la ciudad. Con este desgobierno municipal, cuyo nacimiento se ha engendrado matando al padre, lo único que percibimos es la incomprensible ausencia de los presupuestos municipales, y estamos en julio; el aumento sin medida de la deuda…, y que aquí los únicos que mantienen viva la ciudad son los trabajadores municipales, que día a día se esfuerzan en hacer sus labores, y en disimular el rubor que les causan las luchas fratricidas.

La gran preocupación de nuestro desgobierno municipal es pagar nóminas y poco más. Quizás, ojalá, estén estudiando las consecuencias reales de sus ideas, aunque tengo claro que no mirarán el beneficio de todos, sino la publicidad ideológica facilona, populista, que guste a los suyos, sin control ni responsabilidad sobre sus efectos.

Creo que los “nuevos” que siempre estuvieron vivirán de la herencia recibida y la dilapidarán en poco tiempo, pero son los ripenses los que están sufriendo sus consecuencias, y pagarán la fiesta a la que nunca fueron invitados. Tememos que todo no sólo no mejore, sino que empeore paulatinamente por incomparecencia de los nuevos administradores.

Quiero recordarle al nuevo Alcalde que su prioridad es gobernar nuestra ciudad, y que son los hechos los que determinan la acción municipal. ¿Podemos los ciudadanos creer que este gobierno haga unos presupuestos realistas y que busquen el bien colectivo? ¿Podemos tranquilizar a los trabajadores municipales sobre sus puestos de trabajo? ¿Podemos pensar que el gobierno municipal va a trabajar para reducir al máximo la siempre creciente deuda? ¿Podemos soñar que los ripenses dejemos de ser rehenes de luchas políticas? ¿Podemos ser optimistas con el futuro de Rivas?

Por ahora, lo único que tenemos claro es que no podemos seguir con este desgobierno, cuya única acción reciente ha sido acogerse de nuevo a una medida del gobierno nacional, el pago a proveedores. La coherencia es la base de la confianza política, y el Partido Popular de Rivas sabe que el desgaste de IU en nuestra ciudad es el cambio de un largo ciclo. El maquillaje, el transformismo, la dramatización no dejan de ser una puesta en escena, que adolece de cualquier acción que busque un futuro mejor para nuestra ciudad. El estancamiento del gobierno municipal no es un síntoma, sino la enfermedad consecuencia de la falta de ideas y de saber gobernar únicamente con las arcas llenas.
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

Usando carbón para lavar la cara
La peor casta

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR