Sidebar

05
Mié, Oct
2 minutos de lectura ( 438 palabras)

Las fiestas son de la gente

En las últimas semanas nos han preguntado muchas veces qué esperamos este año de las fiestas. De hecho, seguramente, nos lo han preguntado más que nunca. El gobierno municipal del PP ha querido volver a ser portada en multitud de medios de comunicación por una de esas decisiones que nadie comprende, ni siquiera entre sus propias filas. Una de esas decisiones que, ante la evidencia de que no satisface a la mayoría, se mantienen por el orgullo de quien ostenta el poder. Y es que ese es el único motivo por el que Bertín Osborne será pregonero en Pozuelo: la soberbia de quien ostenta el bastón de mando.

Más de 1.600 firmas recogidas demuestran que al menos un par de mitos se han caído con ocasión de estas fiestas. El primero es aquél que aseguraba que Pozuelo era una tierra estéril en términos de participación y sin capacidad de movilización ante los desmanes del poder. Y el segundo mito que debemos desterrar es el del sacrosanto matrimonio entre el PP y el vecino medio. Una y otra afirmación se han demostrado superadas, al menos parcialmente, por una iniciativa (#PozueloIsNotPanamá) que en unos pocos días ha logrado poner en evidencia a un gobierno que antepone los intereses de su partido al del pueblo y que ha contado con un apoyo muy significativo.

En Pozuelo afortunadamente han cambiado algunas cosas. Las fiestas no van a volver a ser un espacio circunscrito a aquellos ciudadanos que reproduzcan el perfil cultural, social y económico que marca el PP. Los tiempos en los que teníamos que mirar desde lejos como unos pocos de jactaban desde el balcón del Ayuntamiento de la magnanimidad de su poder, han llegado a su fin. Un poder que viajaba en Jaguar, comía en Casa Tere y se codeaba con lo mejor de cada casa. ¿Os acordáis?

Hoy podemos hablar de las fiestas en primera persona, porque aunque algunos hagan lo posible por evitarlo, son nuestras, de los pozueleros. Representan una oportunidad para el encuentro entre iguales; entre los vecinos ese Pozuelo anónimo, sencillo y trabajador, que deshace mientras renace ese azucarillo de mentira y apariencia que nos han vendido durante años. Pozuelo es de su gente, de sus asociaciones, de sus peñas y de todo ese tejido social que ha logrado sobrevivir en una ciudad hecha a la medida de los grandes bolsillos.

Nosotros, la gente del cambio, no seremos espectadores en estas fiestas. Estaremos con los nuestros, con los que representan el alma de este pueblo. Es la hora de reivindicarnos como lo que somos: vecinos y vecinas de Pozuelo. Ojalá todos pudieran decir lo mismo.

¡Vivan las Fiestas de la Consolación!
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

¿Y ahora qué?
Comunidad de Madrid: destino turístico de referenc...

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR