Sidebar

03
Lun, Oct
3 minutos de lectura ( 593 palabras)

Tranvía sí, pero sin pufos

Nuestro Ayuntamiento de Parla es uno de los más arruinados de toda España por culpa de la irresponsable gestión iniciada por Tomás Gómez, continuada por su sucesor, José María Fraile, y rematada por la tercera en discordia (nunca mejor dicho), todos ellos del PSOE. Y, como han confirmado tantas veces diferentes organismos, el principal motivo de semejante desastre no es otro que el famoso tranvía del que tanto presumía el propio Gómez y que ahora lleva camino de atropellar su no menos ruinosa carrera política al frente del PSM.

Más que el tranvía, para ser justos habría que decir los sobrecostes del tranvía, por los cuales este proyecto se ha triplicado desde los 100 millones de euros en que se adjudicó inicialmente hasta los 300 que, entre unas cosas y otras, el PSOE quiere que los parleños terminen pagando por este proyecto.

Y todo ello por dos irregularidades que, como principal partido de la oposición, estamos intentando evitar desde hace años en todos los frentes posibles. Por un lado, los más de 60 millones de euros (intereses incluidos) por obras adicionales y al margen del proyecto inicial que Tomás Gómez adjudicó a dedo. Y, por otro, los 42 millones que el Ayuntamiento ya pagó de entrada antes de inaugurar el tranvía, pero que sin embargo no descontó de la hipoteca de 256 millones que el sucesor y amigo de Gómez se comprometió a pagar durante tres décadas (2007-2037).

Es decir, que si el PSOE no hubiera abusado del presupuesto del tranvía para cargarle todo lo que se le iba ocurriendo y si, como es de cajón, hubiera descontado del precio final la millonada que adelantó en su día, hoy el tranvía estaría prácticamente pagado, lo que hubiera impedido que el nuestro fuera uno de los tres ayuntamientos más arruinados de España, con lo que ello implica para unos vecinos cuyas arruinadas arcas municipales son incapaces de prestar los servicios que esos mismos vecinos pagan con sus impuestos.

Desde el PP de Parla no estamos en contra del tranvía, entre otras cosas porque a estas alturas sería más caro prescindir de él y de todas formas habría que seguir pagando. Pero tampoco estamos dispuestos a que, con tal de mantenerlo, algunos se sirvan de esa coartada chantajista para que todos los vecinos paguen 100 millones de euros de sobrecoste, que es tanto como todos los gastos de este Ayuntamiento durante un año entero.

Es más, la mejor manera de garantizar que este y otros servicios municipales se sigan prestando es ahorrar a nuestra ciudad semejante pufo. Algunos desinformados intentan comparar esta postura con la irresponsabilidad de nuevas formaciones políticas que, desde el populismo y la simpleza que les caracteriza, van por ahí inventándose que todas las deudas son ilegítimas y que no hay que pagarlas. Nuestra postura es muy distinta por muchas razones obvias: en este caso del tranvía no se trata ni siquiera solo de una deuda concreta, sino de una parte muy concreta de esa deuda, que se ha contraído no de forma ilegítima, concepto sin ninguna validez práctica, sino en base a irregularidades que hay que demostrar ante la Justicia.

Y eso es lo que estamos haciendo desde el PP de Parla no con abstracciones y cantos de sirena, sino con las leyes vigentes y en los tribunales competentes, lo cual demuestra la diferencia entre la demagogia de los que no quieren pagar ninguna deuda y la responsabilidad de quienes creemos que hay que pagar todas, salvo cuando se cometan y se demuestren ilegalidades. Que los demás sigan divagando con imposibles mientras otros trabajamos por conseguir realidades.
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

¿Enfermedad o discapacidad?
O somos iguales o se rompe la baraja

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR