Sidebar

05
Lun, Dic
2 minutos de lectura ( 412 palabras)

Halloween en Madrid

Hace ya dos años que se produjo la infausta celebración de Halloween en el Madrid Arena de la Casa de Campo. En aquella masiva y multitudinaria fiesta parece que se incumplieron las más elementales medidas de seguridad, sobre todo si se tiene en cuenta la enorme cantidad de gente que se esperaba que acudiera a la actuación del famoso DJ Steve Aoki. Producto de una avalancha muerieron cinco chicas madrileñas, que ya podrán celebrar ninguna fiesta de Halloween más, ni ninguna otra. Para sus familias el dolor y el recuerdo será difícil que desaparezcan, y que se habrá de ver acrecentado cuando se han conocido las penas que ha solicitado el fiscal para los catorce acusados. Lógicamente la acusación particular recurrirá tales penas. Después de aquella terrible fiesta, las licencias para volver a celebrar este tipo de reuniones multitudinarias han sido prohibidas por los ayuntamientos madrileños, y con toda la razón, ya que el interés de los organizadores suele ser sacar el mayor beneficio posible ahorrándose todo lo posible en medidas de seguridad. Resulta curioso el relativo éxito de esta fiesta importada de EEUU; por el centro de Madrid esta tarde-noche se podían ver numerosas personas ataviadas con diversos trajes alusivos a la noche de difuntos, brujas sin escoba, novias cadáver, enfermeras sanguinolentas, amenazantes psicokillers, diablos y diablesas, etc. Muchos comercios se adornan con calabazas y otros adornos tenebrosos, como calaveras o telas de araña. Habrá fiestas en pubs y discotecas, pero como un fin de semana más, pero con la gente disfrazada, más o menos, claro. No se puede decir que la tradición española para Todos los Santos, el tenorio, la visita a los cementerios, los bueños de vientos o los huesos de santos hayan pasado a mejor vida, pero son algo ya, digamos de gente un poco "mayor". El Tenorio se podrá ver en Alcalá, y los cementerios de Madrid verán sus calles, normalmente vacías, con más afluencia de público de lo habitual, con flores para adornar las tumbas de donde reposan los restos de sus difuntos. Los bellos cementerios de Madrid se verán espléndidos con las mismas. Dado que sólo se hacen para estas fechas, conviene no dejar de probar los buñuelos y los huesos de santos, que como todos los dulces de temporada, suelen ser un poquito caros. En El Riojano, en la calle Mayor, una de las pastelerías más bellas y de más solera de Madrid, es posible degustar estas exquisiteces pecaminosas, en un maravilloso ambiente decimonónico.

 

0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

Brunete: Integra y Participa. Solidaridad desde el...
GRANADOS O LA RAZÓN DEL TAMAYAZO

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR