Sidebar

02
Dom, Oct
2 minutos de lectura ( 428 palabras)

Orgulloso de los productos de Madrid

Pocas personas pueden presumir de raíces madrileñas dos generaciones atrás. Hay pocos gatos en la capital de España. Pero Madrid se puede enorgullecer de haber acogido con los brazos abiertos a quienes arribaron aquí con la ilusión de alcanzar una vida mejor para ellos y sus familias.

Quizá sea este uno de los motivos por los que –hasta hace bien poco tiempo- los madrileños no teníamos un sentimiento arraigado de su terruño. Faltaba conciencia de región.

Ahora, los menores de 40 años de la capital y sus grandes ciudades dormitorio han nacido aquí. Ahora aparece ese sentimiento de arraigo que faltaba en una gran parte de sus habitantes. No es un nacionalismo irracional sino una identidad de pertenencia a España a través de la Comunidad de Madrid.

Los madrileños tenemos muchas cosas de las que presumir. Hasta ahora sólo habíamos atendido a un aspecto: la cultura. Pero poca atención se prestaba a la gastronomía y a los productos que provienen de nuestra agricultura y ganadería.

Estos productos típicos de nuestra región gozan de una altísima calidad, pero quizá no sean aún suficientemente conocidos ni siquiera por los habitantes de esta tierra chica.

Entre los más conocidos, contamos con el melón de Villaconejos, las fresas y los espárragos de Aranjuez, la uva de Villa del Prado, las almendras de Alcalá de Henares, los judiones de la sierra norte, las aceitunas y el queso de oveja de Campo Real, el aceite de oliva de las vegas, la miel de la sierra, la carne de la sierra Guadarrama, el anís y los ajos de Chinchón, los vinos de Madrid (Arganda, Navalcarnero, San Martín de Valdeiglesias), la cerveza Cibeles o los licores de Ajalvir. Con una altísima calidad y unos precios asequibles.

Entre nuestros platos típicos más conocidos destacan el cocido, los callos, la sopa de ajo, la oreja a la plancha, las gallinejas, las patatas bravas, las rosquillas de Santa Clara, los roscos del Santo, los huesos de santo y los panecillos de san Antón.

Productos que nada tienen que envidiar a los de otras regiones españolas. Productos que deberían llenar nuestra cesta de la compra y de los que nos debemos de enorgullecer.

Y esta tarea de promoción de los productos de Madrid cuenta con una ayuda inestimable, con una persona que está convencida de la calidad de esos productos. Se trata de Borja Sarasola, el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. Sin él, y las iniciativas que emanan de su departamento, esos manjares no serían tan conocidos y apreciados como en la actualidad ya lo son.
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

POR UNA REGULACIÓN LAICA DE LOS ACTOS DE ESTADO
El Bipartito de los 3.000

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR