Sidebar

05
Lun, Dic
2 minutos de lectura ( 428 palabras)

Construir desde la unidad

El 2 de mayo la Comunidad de Madrid conmemora el levantamiento del pueblo de Madrid contra las tropas napoleónicas en 1808. Más allá de celebrar sólo un hecho histórico, ese día los madrileños ensalzan el espíritu patriótico y libertario con que un grupo de madrileños quiso defender su ciudad y su nación. Y es el mismo espíritu con el que el Gobierno del a Comunidad de Madrid ha trabajado en esta región y con el que los ciudadanos han encarado uno de los periodos más difíciles de nuestra democracia.

Hace dos siglos, los madrileños, de forma espontánea, salieron a las calles a defender España y no tuvieron ninguna duda en unirse por la libertad, porque confiaban y creían en su pertenencia a una gran Nación. Y, orgullosos de ello, decidieron decir no a la ocupación ilegal de las tropas francesas y a las pretensiones de Napoleón de imponer un rey francés, su hermano José Bonaparte. Su actitud fue el germen de la posterior Guerra de la Independencia: la defensa del territorio español ante la invasión francesa, un movimiento fundamentado en el apoyo fundamental y determinante del pueblo al ejército español que culminó con la primera Constitución liberal que reconocería de manera pionera la soberanía popular.

Del mismo modo que los madrileños supieron unirse entonces contra las dificultades, doscientos años después hemos vuelto a demostrar que juntos podemos luchar contra las adversidades, combatirlas y superarlas. La Comunidad de Madrid, gracias al trabajo de sus ciudadanos, ha sabido resistir mejor la crisis que cualquier otra región española y, fruto de ese esfuerzo, ha sido también la primera en vislumbrar la mejoría.

Ante nosotros se abre ahora un futuro lleno de esperanza, de construir juntos los cimientos de nuestra mejor España, de nuestro mejor Madrid, el que siempre se ha abierto al mundo con espíritu de acogida y con ambición. Y para ello es imprescindible mantener la unidad que nos ha permitido empezar a salir de la crisis económica más difícil de la democracia y defender los valores que sustentan esa unidad: el amor por nuestra nación y la defensa de la libertad. Porque ninguna sociedad puede avanzar sin libertad; la libertad es clave para crecer y prosperar en una sociedad democrática y avanzada como la nuestra. Y para ello, es preciso que los poderes públicos generen las condiciones de seguridad, justicia, económicas y sociales necesarias para conquistar esa libertad.

Ahora es el momento recordar el espíritu con el que nuestros antepasados supieron escribir nuestra historia. Rememoremos a esos "héroes olvidados, que dieron su vida para que Madrid fuera la capital de una nación libre".
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

Una festividad incompleta
Entrevista en The Telegraph

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR