Sidebar

26
Sáb, Nov
3 minutos de lectura ( 540 palabras)

Nos jugamos mucho más

El próximo 24 de mayo los ciudadanos tendremos una cita con las urnas para votar a nuestros gobiernos municipales y autonómicos. Unos comicios en los que elegiremos a nuestros representantes más cercanos, aquellos que decidirán sobre lo que nos afecta más directamente en nuestro día a día, en nuestra localidad y en nuestra comunidad autónoma.

Sin embargo, no debemos perder de vista que en esta ocasión se avecinan unas elecciones en las que nos estamos jugando mucho más. No se trata de elegir entre uno u otro partido, no es sólo una cuestión de siglas, como tampoco es únicamente una cuestión de personas por las que podamos sentir mayor o menor simpatía ni cercanía.

En este momento concurren a los comicios proyectos bien distintos y de nuestra decisión va a depender qué sistema político se va a desarrollar en España a partir de ahora. La papeleta que elijamos y que depositemos en la urna de nuestro colegio electoral el último domingo de mayo va a afectar a la forma en la que concebimos el funcionamiento del Estado. ¿Queremos abrir el melón de la Constitución? ¿Rompemos el candado de la Carta Magna?

Hay quienes están interesados en dejar atrás sin más miramientos la prosperidad que nos ha brindado el texto constituyente, en ignorar los avances logrados desde su aprobación en 1978. Apuestan por quebrar la Constitución, que es el mejor pacto de convivencia que hemos firmado los españoles en la democracia y que nos ha ofrecido el mayor periodo de progreso y bienestar de nuestra historia reciente.

Debemos decidir si escuchamos las ideas populistas de quienes son partidarios de acabar con nuestro actual orden jurídico y que, pese a ser unos recién llegados al tablero político, ya ponen condicionantes para acatar la Carta Magna. Tenemos que elegir si atendemos o no las palabras de quienes nos pintan una España negra pero que aún no han ofrecido soluciones concretas a los problemas que tenemos pendientes de resolver como país.

Yo creo que España necesita, sobretodo, estabilidad política e institucional y no aventuras constituyentes que no sabemos dónde nos llevan. Tenemos que ser capaces de ofrecer un marco jurídico estable que garantice la seguridad a los inversores, a los emprendedores, a las familias, tal y como ocurre en la Comunidad de Madrid, ejemplo de solidez institucional durante las últimas legislaturas. Necesitamos mantener y aumentar la presencia de empresas que crean empleo, que tanto nos ha costado generar, y ofrecerles la seguridad de que no cambiaremos las reglas del juego a mitad de partido.

Eso también es lo que elegimos las próximas elecciones y por eso nos jugamos mucho. La solución a las dificultades tras una de las crisis más duras de las últimas décadas pasa por alejarnos de discursos populistas, de decisiones rupturistas y de políticas que abogan por un control desmedido que llega incluso a plantear regular la libertad de expresión a través de la vigilancia de los medios de comunicación.

Debemos optar entre quienes nos plantean un intervencionismo extremo del Estado en la vida pública hasta el punto de romper con la Constitución de todos o entre quienes son capaces de gestionar gobiernos, de crear empleo, de ofrecer garantías a los inversores y que pueden reforzar un sistema constitucional que ha funcionado durante casi 40 años en España.
0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

En qué esta el gobierno municipal
Punto y aparte

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR