Sidebar

05
Lun, Dic
3 minutos de lectura ( 586 palabras)

Potenciar el turismo serrano

Parece que a la capital no le faltan los turistas y los últimos datos reflejan un crecimiento de más del 13% en el último mes de mayo respecto al año 2013. Es turismo nacional y extranjero que acude a disfrutar de las maravillas de la capital de España y que, por supuesto como madrileño que me siento, me llenan de satisfacción. Pero estos datos también me hacen reflexionar sobre la situación particular de los municipios limítrofes de Madrid y el mío en particular, Galapagar, donde hasta el momento actual no hemos sabido captar a ese turista potencial que viaja y destina sus ahorros en nuestra gran ciudad, pero que no traslada ese interés hacia municipios de la periferia madrileña. Y es precisamente ahora cuando debemos de fomentar este tipo de turismo, el turismo de interior, y más en concreto el serrano, aquel que ofrece un potencial medioambiental con una riqueza paisajística única que, combinada con un entorno rural, le concede unas cualidades dignas de disfrute.

Ha llegado el momento de romper moldes y costumbres, tirar para nuestra tierra y atraer a los madrileños y por qué no, al mundo entero, con nuestros encantos y riquezas. Ya no hace falta recorrer cientos de kilómetros para probar un buen pescado, recordemos que Madrid es el mejor puerto de mar y los restaurantes de la sierra madrileña ofrecen una variedad gastronómica y una riqueza culinaria a la altura de los paladares más exquisitos. Igualmente, ya no hace falta viajar hasta el norte de España para descubrir senderos y verdes caminos, aquí, en el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, nos convertimos en el paraíso de senderistas y caminantes, que pueden disfrutar del privilegiado entorno que nos rodea. Y si hablamos de historia, hablamos de municipios con un rico patrimonio artístico y cultural, que acogen todos ellos importantes puntos de interés turístico, dignos de ser admirados por todos.

Esta nueva visión de nuestros pueblos esconde un interés social, pues no olvidemos que puede llegar a significar una importante fuente de ingresos para municipios de origen estrictamente agrario y ganadero, y que ahora han de paliar las dificultades económicas de la grave crisis que hemos atravesado y que, poco a poco, vamos superando.

Pero paradójicamente y aunque parezca mentira, en pleno siglo XXI, y muy lejos de lo que sucede en Europa, en la Comunidad de Madrid todavía la legislación para regular este tipo de turismo de interior está en proceso evolutivo, para poder ordenar definitivamente todo lo relacionado con el turismo rural y todo lo que con él conlleva.

En la Comunidad de Madrid son importantes los esfuerzos que se están realizando en este sentido, pero todavía nos queda mucho por andar para que el turismo se convierta definitivamente en una de las principales actividades económicas para los municipios de la sierra de Madrid. Necesitamos una regulación real y sólida que ayude a consolidar el sector del turismo rural y que además permita compatibilizar una máxima protección de los suelos con el aprovechamiento social y económico de los mismos.

Galapagar está trabajando ya en ello, y hemos dado los primeros pasos para lograrlo, comenzando con la modificación puntual de las normas de planeamiento del suelo rústico y pasando por la creación de un portal turístico para dar a conocer al mundo entero nuestro patrimonio natural, histórico y cultural. Confío en que sean muchas más las administraciones que se unan y comprometan con el fomento de la actividad turística, para poder enmarcarlo en un proyecto común especialmente beneficioso para nuestros vecinos.

0
×
Stay Informed

When you subscribe to the blog, we will send you an e-mail when there are new updates on the site so you wouldn't miss them.

La política en 3-D
La importancia del relato

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://blog.madridactual.es/

LO MÁS POPULAR