Riesgo de convertirnos en una sociedad virtual - - MADRID BLOG | MADRID ACTUAL
Viernes, 09 Diciembre 2016
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Riesgo de convertirnos en una sociedad virtual

Lunes, 12 Octubre 2015 en Sociedad
 Vivimos una época en la que la información nos llega a sobrepasar sin tiempo de asimilarla como merece; la amalgama de noticias que al segundo de producirse obtenemos con un somero vistazo a nuestro teléfono móvil o al ordenador de turno es tan profusa que a duras penas sometemos a nuestro intelecto a una reflexión apropiada en cada caso con la que resolver las innumerables preguntas que continuamente nos hacemos.
El debate periodístico es tan evidente en cualquier medio de información a nuestro alcance que si bien en algunas ocasiones entendemos sus mensajes de forma esporádica, en otras sin embargo apenas obtenemos un ligero fondo de comprensión con el que tomar posturas o decisiones acertadas. Los informadores independientes libran una batalla contra la prensa dirigida a un número determinado de lectores, radioyentes o televidentes y hasta en el mercado de prensa digital nos encontramos con una línea definida de la que no salirse por otros derroteros que los meramente dictados para llegar dicha información a quién previamente estimen conveniente.
Es decir, que las plataformas de información se sujetan a estrictos niveles de análisis antes de ser publicadas sus noticias y está llega al informado convenientemente disfrazada. Una estrategia a la que no obstante se le prevé un final con las nuevas tecnologías al alcance de cualquiera que precise utilizar una información limpia antes de que sea adulterada para servir a causas distintas de las puramente informativas.
Disponemos de elementos apropiados para llevar a cabo un estudio lo suficientemente profundo como para ser creíble y por el contrario, queremos asimilar los análisis técnicos valorándolos de una forma demasiado suficiente y desestimando con ello la profundidad del pensamiento del individuo por debajo de la realidad virtual de las máquinas. Es decir, que a partir de ahora, todos los estudios sociológicos que se aporten como base de sustento al movimiento del pensamiento, conformando una dinámica de actuaciones verosímiles tendrán como único sujeto irreal de su confección a una máquina.
De la filosofía aprendida hasta ahora será, mejor no entrar demasiado en detalles para no deshacer las telas de araña tejidas para atrapar el pensamiento del ser humano y no dejarlo salir a fortalecerse por el peligro a descontrolar los parámetros sostenidos por las estructuras sociopolíticas encargadas del manejo de cualquier movimiento social que no sea producto de un estudio previo beneficioso para sus intereses.
La confusión se confirma alarmante en las decisiones de empresas catalogadas como superiores, esas que supeditan a sus estadísticas economías diversas en cualquier punto de la vida humana, asentándose cada vez más en la designación de qué es válido o por el contrario, susceptible de ser destruido antes de que su pensamiento llegue al disco duro del ordenador. Tiempo habrá para en caso de meter la pata desconectar el sistema y posicionarlo de nuevo con mejoras, de hecho, la mayoría de las ocasiones las estadísticas demuestran sus fallos y su incongruencia con la realidad; se confiere a un teclado mal usado o una línea de alimentación en las fibras ópticas que portan sus decisiones fuera de servicio por motivos inventados.
Cada cual se mueve entre unas directrices unipersonales, sujetas al entorno que les rodea y les hace perseguir una esperanza sin saber que por el contrario, están favoreciendo su propia destrucción sin saberlo. La política se posiciona como uno de los principales focos de alimentación de parámetros con los que atender los objetivos deseados sin infringir demasiado recelo en la sociedad de la que proceden hasta cambiar de forma rotunda en su personalidad una vez olido el poder y satisfecho alguna que otra expectativa de la que nunca se veían como sujetos accesibles.
En lugar de obtener beneficios sociales con los estudios de análisis de compañías que absorben cualquier gota de esperanza en credibilidad momentánea estas se confunden con esa realidad para estrujar al máximo el pensamiento del ciudadano y con dicha información manejar los hilos de los diferentes colectivos que integran la sociedad de cada punto en cuestión a estudio y tras su confirmación, vender los resultados al mejor postor.
Mal asunto este de que el ser humano no esté capacitado para pensar y pase la pelota del prestigio a las máquinas. Llegará el momento en el cual los organigramas, jeroglíficos, programaciones encriptados y otros formatos tecnológicos sean imposibles de ser traducidos al idioma humano y un simple fallo nos haga perseguir una solución a la que no tendremos acceso por la complejidad de esos sistemas tránsfugas del ser humano, que nos impedirán resolverlos.
Sera entonces cuando entre a formar parte de los diferentes colectivos antes nombrados al colectivo mecánico, con sus estereotipos funcionales y sus diferentes mecanos; el ser humano estará a merced de los ordenadores y mantendrá un constante idilio con una voz virtual a la que la máquina le dará en cada momento el modulo amable, dictatorial o de amante de pantalla. En ocasiones hemos visto en salas de cine, películas basadas en la rebelión de las máquinas, en la crudeza fría y desangelada del ser humano sometido por la tecnología a la que creó para liderar el mundo según su procedencia económica y estas se transformaron en enemigos de la especie no sólo humana, sino animal, forestal, acuático e incluso en microbiología se llegará a terminar con lo que no se aproveche para confeccionar placas de información, hilos de comunicación, radares, satélites y todo lo que sea provechoso de ser mantenido en el aire para alimentar las máquinas.
El ser humano tiene contadas las horas en un Planeta Tierra al que hemos destinado buena parte de nuestra estancia en ir destrozando poco a poco. Usando nuestra inteligencia para doblegar al otro ser humano para acabar con su competencia y usando buena parte de los recursos en inventar máquinas peligrosas sin equilibrar la balanza con el estudio de su propia inteligencia. Así será de fácil agotar las reservas de todo aquel que pretenda seguir adelante con el estudio del pensamiento social, de las normas establecidas por unas máquinas en lugar de atender las demandas de unos expertos en el uso de nuestra sana posición de pensamiento en malograrla por el mero hecho de no ser lo pretendida por las fuerzas poderosas de la élite de la especie.

JASC “Tecla y lupa”

12 Octubre de 2015

Última modificación en Lunes, 12 Octubre 2015

Seguir a Madrid Actual:

Suscribirse a las actualizaciones

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 09 Diciembre 2016

© Madrid Actual

Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de Madrid Blogs sin su previo y expreso consentimiento escrito