Promesas de beneficio ajeno - - MADRID BLOG | MADRID ACTUAL
Viernes, 09 Diciembre 2016
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Promesas de beneficio ajeno

Jueves, 02 Julio 2015 en España
Las cifras que nos muestra el Sr. Rajoy en ese idioma tan entendido de economista figurante no se asemeja con la realidad se mire por el ángulo que se quiera, incluso entre representantes del PP en algunas comunidades que no comulgan con el discurso de su líder. Puede que los cotizantes a la Seguridad Social se parezcan en cifras a los que ya estaban cuando los populares llegaron pero sin duda, debemos tener en cuenta que han gastado ya la práctica totalidad de su legislatura y el tiempo no ha conseguido suavizar el desempleo, rescatar a ciudadanos con un paro de larga duración ni atender los salarios  como la carestía de la vida requiere.

Por el hecho manifiesto de que el tiempo pasa inexorablemente para todos y con la certeza de que mucho hemos tenido que remar para llegar a la conclusión de seguir sin ver la orilla del repunte económico delante, tenemos que afianzar la reflexión de que todo lo que nos han ido prometiendo se ha caído por su propia vileza.

Los ricos siguen siendo más ricos aún si cabe que antes de la crisis  pero aunque esta sea una afirmación legitima no por ello es raro en estas clases sociales servirse de las penurias de los ciudadanos para embolsarse beneficios.  Una prueba fehaciente son las entidades bancarias, esas que a sus primas hermanas no quisieron darle una pastilla curativa para acabar con la epidemia de robos que sus colegas iban prorrogando en el tiempo sin consideración alguna con el daño que esta avaricia causaba en sus pequeños clientes; las entidades siguen haciendo pingues negocios y a pesar de despedir a miles de trabajadores, siguen aumentando beneficios por doquier siendo España y sus ciudadanos los que valieron de antídoto a la enfermedad devastadora de los malhechores puestos al frente de las cajas, esos que después tratan de servirse de la ley para sin `pagar intereses, querer devolver el dinero sustraído en lugar de robado para no terminar con sus huesos en la cárcel.

Valiente panda de sinvergüenzas han venido a recabar en las juntas directivas de empresas privadas con dinero público; ladrones que con el poder dado por la administración se lucraron del peculio ciudadano sin timidez en sus actos y que ahora tratan de pasar inadvertidos. Ahora todo se pretende arreglar con privatizaciones, dar ejemplo de democracia cara al exterior sabiendo que tan absurda intención ya es sabida en todo el continente europeo, en los países con negocios firmados por nuestras empresas que también consiguen un excelente precio por una competitividad de nuestros mercados dada por la precariedad de salarios.

Que     nuestros mercados están abiertos al mundo no hace falta que lo diga el Presidente del Gobierno, siempre ha sido así, pero que este diga lo que nadie se cree con relación a la recuperación suficiente con la que afrontar la rebaja del IRPF o la devolución de las pagas a los funcionarios no hay duda que es otra artimaña política con la que granjearse la  confianza cara a las elecciones del próximo mes de Noviembre.

La patética realidad es que los españoles pasan hambre, que los niños carecen de recursos para abastecer sus necesidades más básicas y que los parados están perdiendo la esperanza de ver un futuro a medio plazo lo suficientemente favorable como para aguantar sin ayudas más allá de unas semanas. Esa es la verdad de nuestro país, de ese que quiere liderar la escalada de repunte en aquellos aliados con graves problemas de sacar adelante un proyecto de regeneración y menos a un de dar lecciones de cómo hacerlo a nadie que no se ría de semejante idiotez.

Ahora son los líderes de partidos emergentes los que preocupan al Gobierno que trata por medio de su mayoría latente realizar cuantas proclamas sean necesarias para distraer la atención de una sociedad cansada de mentiras. No es que estos noveles personajes satisfagan la confianza de nadie porque al fin y al cabo, acaban de llegar al escenario político sabiéndose tan solo el papel de decir todo lo que el ciudadano quiera oír sin pararse a pensar en sí tiene o no sentido.

Nos vamos acercando a un desgaste social que traerá consecuencias infaustas para un futuro, hemos perdido numerosos factores favorables que prometían ayudarnos a repuntar por haber emigrado a otros países cansados de esperar una oportunidad. La buena gente sigue esperando un gesto honesto de los políticos, un ademan de querer cambiar de sentido acercándose a sus problemas y llevando a cabo unas propuestas de avanzar hacía algo que no sean la salida en titulares de trúhanes políticos, bandoleros bancarios o empresarios comisionados de postín; el hartazgo es tan evidente que todo lo que suene a promesa viene a sumarse al indeleble discurso de hace cuatro años y a un Gobierno en mayoría que no ha llegado a comprender lo urgente de crear un Pacto de Estado para luchar contra esta longeva crisis que ha pasado de ser una herencia socialista a un estigma popular.

Juan Antonio Sánchez Campos
Última modificación en Jueves, 02 Julio 2015

Seguir a Madrid Actual:

Suscribirse a las actualizaciones

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 09 Diciembre 2016

© Madrid Actual

Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de Madrid Blogs sin su previo y expreso consentimiento escrito