Un momento histórico - - MADRID BLOG | MADRID ACTUAL
Viernes, 09 Diciembre 2016
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la...

Un momento histórico

Jueves, 19 Junio 2014 en Política España
Hoy mismo ha tenido lugar la proclamación de Felipe VI como Rey de España, tras la abdicación de su padre, el Rey Juan Carlos I, después de casi 40 años de reinado.

Su renuncia al Trono es una muestra más de la responsabilidad y patriotismo con la que siempre ha actuado en beneficio de España y de nuestra estabilidad política e institucional. Ahora que vivimos un proceso histórico, sin antecedentes en nuestra historia reciente, es un buen momento para recordar su contribución a nuestro devenir histórico.

Gracias a su figura, España ha vivido el periodo más longevo de libertad, progreso y estabilidad de nuestra Historia reciente. La Corona ha sabido, no sólo aunar voluntades en este proyecto común que se llama España, sino que además ha sido el mayor impulsor de los intereses generales de nuestro país en el extranjero, referenciándonos como una Nación especialmente fiable, próspera y estable.

Su firme voluntad, su liderazgo y también su sentido de la estrategia, junto con la figura de otro de nuestros principales referentes políticos, Adolfo Suárez, condujo al país de la dictadura a la democracia y le confirió un significado importante a la Institución monárquica como garante de las libertades y de la unidad de todos los españoles.  

Su figura fue fundamental para conquistar la democracia mediante negociaciones difíciles, donde supo conseguir la buena disposición de los diversos partidos políticos para reconducir demandas históricas y consagrar un sistema de libertades que configuró nuestra Constitución de 1978.

No solamente fue un ejemplo de habilidad política, sino que también lo fue de  entusiasmo popular. Él, como nadie, supo ganarse el apoyo de su pueblo y sumar las voluntades de todos en torno a su figura.

Y fue también él quien supo defender la libertad conseguida en el momento más difícil que vivió nuestra democracia, el intento de golpe de Estado de 1981. Su determinación y firme convencimiento democrático fue definitiva para mantener el rumbo constitucional y volver a ganarse el respeto y agradecimiento de todo un pueblo y de la comunidad internacional. En aquella ocasión, el histórico dirigente comunista, Santiago Carrillo, afirmó con un “Viva el Rey” que “ese es un sentimiento que todos podemos compartir”. La transición quedó cerrada y la monarquía se reafirmó como la institución que mejor aunaba las voluntades de todos los españoles.

Desde entonces y hasta ahora, aunque su cargo le situase fuera de la política de partidos, la monarquía podía seguir logrando resultados que redundaban en el bien general. Bien lo saben los emprendedores españoles, pues gracias al buen hacer diplomático del Rey, grandes oportunidades de inversión se han abierto en beneficio de nuestro desarrollo económico. Don Juan Carlos se convirtió en el mejor embajador de nuestros intereses en el exterior.

Hoy, sin duda, lega a su hijo una monarquía mucho más estable que la que él heredó en su momento.

Sin embargo, el reto de Felipe VI es trascendental para el momento que vivimos. A él le debe corresponder liderar una nueva regeneración democrática que reafirme nuestros pilares políticos, económicos y sociales, y sepa adaptarlos a las demandas sociales que vivimos.

Por su preparación y su cercanía a la sociedad española y su realidad, estoy convencido de que volverá a unificar en su figura la ilusión y ganas de progresar de todo el país y, además, de volver a generar confianza en las principales instituciones de España, que tanto se ha resentido en los últimos años.

Creo firmemente que no es momento de experimentos ni de reabrir viejos debates en torno a la forma de Estado, como piden algunos. Ahora que España está enderezando el rumbo y saliendo de la crisis, no hay mayor enemigo del crecimiento económico que la incertidumbre y la inestabilidad política e institucional. Necesitamos justo lo contrario y nada mejor que la Corona y la figura del Rey para conseguirlo.      

Hoy hemos dado un paso más, definitivo, para seguir andando en común la historia de un acierto conjunto que se llama España y dando la estabilidad necesaria al periodo más próspero de nuestra Historia, que debe seguir continuando Felipe VI.
Última modificación en Jueves, 19 Junio 2014

Seguir a Madrid Actual:

Suscribirse a las actualizaciones

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 09 Diciembre 2016

© Madrid Actual

Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de Madrid Blogs sin su previo y expreso consentimiento escrito