Imagen desenfocada por movimientos sospechosos - - MADRID BLOG | MADRID ACTUAL
Viernes, 09 Diciembre 2016
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Imagen desenfocada por movimientos sospechosos

Miércoles, 05 Noviembre 2014 en España
¿De donde viene semejante cantidad de dinero para que a todos les de por llevarse al bolsillo parte del mismo? Esa es una pregunta demasiado pesimista dadas las circunstancias que atraviesa la sociedad española y el ímpetu desvariado de todo aquel al que el simple sonido de un euro al caer de la caja les incita a recogerlo cuánto antes no vaya a venir el compañero de la administración aledaña y se lo quede. Después de todos los recortes, las reformas, los ajustes y la desprotección familiar, sanitaria y económica de los ciudadanos, es extraño que quede algo por arrascar en beneficio del capital dado las muestras de abuso llevadas a cabo.

El porvenir de muchos hogares se ha venido al traste con la crisis pero, eso no ha sido óbice para que individuos de calaña relevante formados en universidades a las que ahora quieren privatizar, se dediquen a robarnos el poco peculio que nos resta en las faldiqueras carcomidas del desempleo.

Nos roban y acatamos lo que nos viene sin más dilación que esperar a que los ánimos o en su defecto, las ansias, del poder, manifieste el más mínimo reparo a semejante acto y se digne restablecer el dinero a la sociedad dañada. Los cacos a la cárcel que para eso se crearon y además de pagar con creces el abuso de sus cargos, conminarles a servir de ejemplo con el peso de la ley. De esos patriarcas del capital, imputados en Bankia, poner al servicio de los que fueron expulsados de sus casas por falta de recursos, a cobijarse en las viviendas mientras cumplen las condenas que para eso se establecen. No es que sea mejor la ley del Talión, pero a base de destrozos a la dignidad, es lo más parecido a la justicia que podemos imaginar para aliviar el tránsito entre el falso prometedor de servir a los ciudadanos y el ladrón de los recursos ajenos.

Es fácil de presumir que a la vista de las pesquisas y avances de la justicia, salgan a la luz nuevos casos de corrupción en sumarse a la gran lista ya existente; han sido demasiados años de bonanza en los cuales se han escudado para despistar cantidades ináuditas de capitales públicos en negocios privados y es ahora, cuando la sociedad apremia con su falta de recursos el momento que nunca sospecharon vendría a sacarles de un paraíso de sueños garantizado con dinero sustraido a los ciudadanos.

No es por tanto extraño que la crisis haya venido propiciada por la exultante ansia de quienes vieron el negocio de su vida representando un cargo de cierta importancia durante unos pocos años, esos que les vendrían a suponer la jubilación que todos soñamos, carente de preocupaciones y bañados en recursos. Pero no hay duda que se equivocaron a la hora de esconder unas cantidades que se han notado demasiado fundamentalmente por ser muchas de esas millonarias aportaciones las comprometidas para asegurar el sistema público de nuestro país.

Los ladrones fueron demasiado poco a la oficina y ese vacío se ha visto reflejado en unas imputaciones a las que en una gran mayoría serán presumibles condenas de ser la justicia lo severa que debiera. Los ciudadanos han perdido en algunos casos cualquier atisbo de esperanza en ser reintegrado no solo el dinero de las preferentes por poner un caso, sino el verse alejado de su hogar y con evidentes signos de estar al punto de la exclusión social más alarmante. Son estos ciudadanos los que a pesar de ver a los imputados en el banquillo,nunca lograrán salir de la angustia que está situación les ha causado a ellos y a sus familias.

Comprender al ciudadano dañado en su dignidad es como creer en un milagro de la justicia divina, tendrán que conformarse con ver a los culpables de tan infame postura llegar a las puertas de la cárcel esposado como lo que es, un feroz y agresivo virus social contra el que solo vale impartirle la condena más dura que las leyes de nuestro país establezcan.

Será a partir de ese instante cuando podamos en este país hablar de regeneración democrática, de pactos para la limpieza política de los partidos y de devolvernos la imagen de una nación solvente en apariencia y no vista como hasta ahora, un país convertido en paraíso para trúhanes.

Juan Antonio Sánchez Campos

29 de Octubre de 2014 
Última modificación en Miércoles, 05 Noviembre 2014

Seguir a Madrid Actual:

Suscribirse a las actualizaciones

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 09 Diciembre 2016

© Madrid Actual

Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de Madrid Blogs sin su previo y expreso consentimiento escrito